Misión

ESPACIO VIVENCIAL nace con la finalidad de ofrecer una respuesta preventiva a los/as niños/as, adolescentes y jóvenes que en algún momento de sus vidas se les presenta alguna situación o problema que influye en su proceso de desarrollo personal y/o social o afecta a su estado de salud.

Visión

Queremos ayudarles a conocer nuevas posibilidades de orientarse hacia una vida más satisfactoria y plena que les permita mejorar su calidad de vida.

Valores

Nos guía la presencia, como un modo de ser y situarnos en la relación con los demás; una actitud, que encuentra su verdadero sentido en la capacidad de interacción que poseen las personas y en sus posibilidades de cambio para actuar responsablemente.

Cuidamos la mirada hacia nosotros mismos para presentarnos ante los demás, expresando valores humanistas y democráticos con la intención de promover la igualdad, la solidaridad, la justicia social y la dignidad de las personas. Sentimos necesario seguir sumando esfuerzos al de otras iniciativas en la defensa de los grupos vulnerables y la lucha contra la pobreza.

Acogemos a cada persona con su propia realidad y le ofrecemos una igualdad de oportunidades; establecemos un compromiso sin hacer distinciones e independientemente de su situación personal o social, ideología, actitudes o comportamiento. Le acompañamos en sus procesos, respetando sus historias, sus necesidades, esperanzas y expectativas, y guardando un profundo respeto al derecho de su privacidad y autonomía.

Somos una entidad que piensa y actúa a través de las personas que las constituyen dotándola de sentido y propulsándola para cumplir su misión y velar por el espíritu que subyace en sus valores.

Entendemos que rendimiento de nuestro trabajo realizado eficazmente, se revierte en el bienestar de las personas con las que tenemos la oportunidad de relacionarnos…, de modo que todos encontremos un sentido y satisfacción en el trabajo que hacemos.

Establecemos y mantenemos una gestión comprometida y trasparente, como parte de un proceso vital que nos posibilita establecer y mantener un sentido de conjunto. Nuestros valores personales se descubren en el quehacer cotidiano de las personas que hacen realidad nuestra entidad.